Entry: A veces soy como Jesucristo y doy consejos muy buenos. Wednesday, January 18, 2012



Le dije a alguien ayer: Nada más importante que tener claras las prioridades. La otra persona: "Pero yo no sé lo que quiero". Yo: "Hacé una lista con las tres cosas más importantes en el mundo para vos" Ella: "No tengo idea, no tengo una lista. Quiero ser feliz" Yo: "Ser feliz es la consecuencia de tener claras las prioridades". Entonces me puse a pensar cuales eran mis tres cosas más importantes. Y esto es lo que me salió.

1) Matilda debe ser la nena más feliz del Universo conocido, y de los paralelos por conocer también. Cualquier cosa menos que eso, será un fracaso.

2) Nunca traicionarme. Nunca hacer algo que yo sé que va en contra de lo que creo.

3) Respetar al cien por ciento mis deseos, siempre y cuando no se contradigan con los primeros dos puntos.

La persona con la que hablaba no se vio muy impresionada por mi lista. Y bueno, otra cosa que se aprende con los años y que resulta una gran novedad para los niños hijos únicos con grandes egos como uno, es que el mundo no está desesperado por saber lo que sucede dentro de nuestra cabeza.

   0 comments

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments